Journalist Report – January 18th

Sol 06
Road to El Dorado

When we lived on Earth the movies always showed the Italian chef throwing the pizza through the air looking like it is possible with moderate difficulty. Pizza with chicken, meat, and cheese is possible on Mars, but could we call it homemade? What is our home now?

After a thorough survey of the crew, we found that family, friends, manners, pets, and food have become part of the constant thoughts before closing our eyes at night. Although on the other hand and at the same time the Earth so far has left us free to habit this planet and again, what is our home now?

But these landscapes and conditions cannot be wasted so for the second time since our ship crossed the Martian skies a team of our astronauts has come out to conquer an unnamed canyon in these lands for which we intend to name as Latin American legend, a mystical and mythological city that would awaken the curiosity of visitors, El Dorado.

Our Dorado was more than a rock formation and showed evidence of life in ways that according to recent studies are physically similar to what on Earth is known as cougars and deer. We do not want to go ahead but it could have been a lunch scene in the afternoon. Adrenaline was in the air. However, the crew acted cautiously and left the site to avoid close encounters of the third type

After a long day the somewhat tired crew has worked all afternoon in their respective areas to advance the projects and meet their objectives so that when the day to return to the blue planet come, we can return victorious and just as Earthlings and now Martians.

LATAM II will continue to inform.

Tania Robles, MDRS Crew 187 Journalist

Sol 06
El camino hacia El Dorado

Cuando vivíamos en la Tierra las películas siempre mostraban a los chef italianos lanzando la masa de pizza por los aires pareciendo que el giro se lograra con una dificultad moderada. La pizza de pollo, carne y queso es posible en Marte aunque ¿podríamos llamarla casera? Es decir, ¿cuál es nuestro hogar ahora?

Después de una encuesta exhaustiva a la tripulación hemos encontrado que la familia, amigos, costumbres, mascotas y comida se han vuelto parte de los pensamientos constantes antes de cerrar los ojos por la noche. Aunque por otro lado y al mismo tiempo la Tierra tan lejana nos ha dejado libres para habitar este planeta y de nuevo, ¿cuál es nuestro hogar ahora?

Pero estos paisajes y condiciones no pueden desperdiciarse así que por segunda vez desde que nuestra nave atravesó los cielos marcianos un equipo de nuestros astronautas han salido a la conquista de un cañón sin nombre en estas tierras para el cual tenemos la intención de nombrar como una leyenda latinoamericana, una ciudad mística y mitológica que despertara la curiosidad de los visitantes, El Dorado.

Nuestro Dorado resultó más que una formación rocosa y nos mostró evidencia de vida de formas que según recientes estudios son físicamente parecidas a lo que en la Tierra se conoce como pumas y ciervos. No queremos adelantarnos pero podría haberse tratado de una escena de almuerzo por la tarde. La adrenalina estaba en el aire. No obstante la tripulación actuó cautelosamente y se retiró del lugar para evitar encuentros cercanos del tercer tipo

Luego de un largo día la tripulación un tanto cansada ha trabajado toda la tarde en sus respectivas áreas para adelantar los pendientes y cumplir sus objetivos para que cuando llegue el día de volver al planeta azul podamos regresar victoriosos, igual de terrícolas y ahora marcianos.

LATAM II continuará informando.

Tania Robles, MDRS Crew 187 Journalist